Mongolia: en la ruta de la inversión (Mongolia)

Mongolia: en la ruta de la inversión (Mongolia)

22/05/2019

La inversión extranjera directa (IED) desempeña un importante papel en el desarrollo de un país con una enorme riqueza minera, pero que todavía no aprovecha todo su potencial, ni ha podido modernizar y diversificar una economía demasiado dependiente de China.

Fuente: El Exportador. Leer noticia aquí (22/05/2019)

Imagen: INCOTRANS® - International Business Advisors ©

 

Otras noticias relacionadas:

 

"La única opción de Mongolia para salir de la crisis es ser rescatada por unos ciudadanos agobiados por los recortes" (02/02/2017)

Fuente: El Economista. Leer noticia aquí

 

Miles de ciudadanos en Mongolia están donando dinero, joyas, objetos de oro y hasta caballos para ayudar al Gobierno a pagar la deuda de más de 550 millones de euros que tiene con sus acreedores. Lo hacen a pesar de los recortes que han sufrido y parece ser la única opción, por eso el Parlamento inició una exitosa campaña para buscar ayuda. Que el rescate venga de fuera parece inviable.

 

"El tugrik de Mongolia se desploma en agosto y ya es la peor divisa del mundo en el mes" (16/08/2016)

Fuente: El Economista. Leer noticia aquí

 

"Mongolia: new railway for huge freight volumes" (01/06/2016)
Source: ITJ (International Transport Journal). Read news here

 

"Mongolia ya no es país para nómadas" (02/03/2015)

Fuente: El País. Leer noticia aquí

 

Desde el exterior, la vivienda de la familia de Erden Bat parece una yurta tradicional mongola como cualquier otra. Es más, con la lona raída en algunas zonas, incluso se podría pensar que es la de unos nómadas que apenas consiguen subsistir. Sin embargo, las apariencias engañan y en el interior espera una gran sorpresa: este hogar móvil, que ha guarecido a los mongoles durante milenios, está plenamente equipado para la vida en el siglo XXI.

 

"Mongolia despierta" (03/02/2014)

Fuente: El Correo. Leer noticia aquí

 

En Mongolia, es un ejercicio casi inevitable pensar qué le parecería todo a Gengis Kan si levantara la cabeza. Para empezar, seguro que se sorprendería por lo pequeño que es el país: en realidad es enorme, claro, el equivalente a tres Españas para unos tres millones de habitantes, pero a su muerte en 1227 ni siquiera era un simple estado, sino un joven imperio en expansión.